Pedande
3-pura-WEB.jpg
2-pura.jpg
4-pura-WEB.jpg
6-boda-WEB.jpg
 La muerte en Bali se celebra con colores, risas y ofrendas que despiden a la persona que, de acuerdo con sus creencias, abandona ese cuerpo pero comienza otra vida en uno nuevo.  El féretro, sobre una colorida plataforma, llega cargado a hombros de varios hombres. Junto al templo lo bajan y el “Pedande” lo abre y comienza un complejo ritual en el que se colocan numerosas ofrendas sobre el cadáver vestido de blanco.  La gente se aglomera alrededor del féretro tocando el cuerpo sin pudor alguno. Bromean y recuerdan algunos de los buenos momentos con el fallecido.  Este ritual dura una media hora, después se cierra el féretro, se coloca entre bambú y se procede a la incineración.  La familia ha de irse a su casa para guiar al espíritu. El resto nos quedamos.  El cuerpo se quema al aire libre, frente a numerosas miradas curiosas.
prev / next